Artículos no image

Publicado el 7 abril, 2011 | por Sandor

1

Duncan Jones y Jake Gyllenhaal presentan Codigo Fuente

Con motivo del estreno de Código Fuente en España, películas más que recomendable cuya crítica ya podeis leer en Psicocine, pudimos disfrutar de la compañía de dos de las grandes figuras de este largometraje: Su director, Duncan Jones, y el actor protagonista, Jake Gyllenhaal. Ambos respondieron a nuestras preguntas amablemente, y con alguna que otra broma. Eso sí, tened cuidado porque nos cuentan algún que otro Spoiler. ¡Qué lo disfrutéis!

 

Señor Jones… Al igual que en Moon hacía a clásicos de la ciencia ficción como 2001: Una Odisea en el Espacio, aquí parece que se ha pasado al territorio catódico y parece que hace una referencia a Quantum Leap, desde el punto de vista del espectador. Quería saber si esto es cierto y si era esta su intención.

Duncan Jones: Cuando leí el guion vi que había referencias, así que me parecía importante hacer referencia a todo ese bagaje que ha acumulado el género a lo largo de tantos años. Es cierto, que cuando leí el guion también pensé en Quantum Leap, y me pareció importante hacer una especie de homenaje para que la gente supiera que éramos conscientes de ello, e incluso hicimos lo imposible para tener un pequeño cameo de Scott Bakula en la película para que también se sepa que hemos sabido valorar esto. De todas formas, soy fan de todo el género de la ciencia ficción, y es un género muy rico en referencias.

 

Señor Gyllenhaal, ¿Le gusta que las películas de ciencia ficción tengan una cierta carga política?

Jake Gyllenhaal: La verdad es que para mí lo más importante es que al espectador le importen los personajes de la película, eso es lo que más me importa. Y si así de paso, también hay connotaciones políticas, siempre es un factor añadido positivo. Pero por encima de todo, los personajes creo que son algo que Duncan como director sabe hacer especialmente bien. Es algo que dejan de lado muchas veces otros directores sobre todo en el género de la ciencia ficción. Además, si nos importan los personajes, casi siempre tienen esas connotaciones políticas. Siempre he dicho que la naturaleza del cine casi siempre conlleva algo de política, porque si está bien hecho, entonces presenta algún desafío y presenta un aspecto político que esperamos que cuando esté bien hecho surja, pero no siempre ocurre.

Para el director: ¿Cuál es el punto de vista de la filosofía de la película, ese mensaje final o moraleja? Y aparte: Con esta película, en Madrid, tenemos la sensación de que está ocurriendo el atentado de 2004 de nuevo. ¿Ha tenido en cuenta esta referencia?

Duncan: Sobre la filosofía de la película… De hecho, yo estudiaba filosofía antes de empezar a estudiar cine, y me estaba preparando para graduarme como profesor de filosofía, es algo que me influye en todo lo que hago. En esta película hay ciertas ideas en el género de la ciencia ficción que me parecían muy atractivas desde esta perspectiva. Con respecto a la segunda pregunta, soy de Londres, y allí también tenemos una cierta historia de atentados terroristas en el metro… y es algo con lo que tenemos que tener cuidado y ser muy sensibles. Creo que en esta película hemos encontrado un buen equilibrio entre las cosas que hemos de tomar en serio con las ideas y el tono filosófico, y a la vez, un tono más ligero y de humor para que también sea una experiencia equilibrada para el espectador.

  

Para Jake… ¿Cuál es la dificultad de estar repitiendo una y otra vez la misma escena e incorporar cosas nuevas?

Jake: Pues la verdad es que nosotros sabíamos que el éxito o el fracaso de esta película precisamente dependía en estas escenas, en mantener la tensión y el interés del publico con estas escenas que se repiten una y otra vez. Para mí era una especie de ejercicio de interpretación todos los días. Mas que difícil, fue muy emocionante. Entre Duncan y yo siempre estábamos comentando y teniendo charlas sobre cómo hacerlo un poco diferente, que estaría pensando el espectador en ese momento, así que eso hizo que cada día de rodaje fuera muy emocionante, precisamente por dar la mejor respuesta a estas preguntas, y sobre todo hacerlo de forma sutil. Uno de mis momentos preferidos de la película, que de hecho aparece en la entrevista que me han hecho para los contenidos extra del DVD, es cuando uno se fija en el tren, en una determinada secuencia, y puede ver al fondo que esta el terrorista, pero de forma muy sutil. Y me encantó, porque en ese aspecto, Duncan ya había dado la respuesta a una de las grandes preguntas del film, antes de que siquiera mi personaje se lo llegase a preguntar.

Sobre el final de la película… A mí me dio la sensación al terminar de verla de que al final Colter es la única victima del tren y que en cambio Colter Stevens está viviendo su propia vida, y la de la persona a la que suplanta. Quiero saber hasta qué punto están satisfechos con este final o representa lo que querían mostrar, porque hasta donde yo sé, llegaron a filmar dos finales diferentes.

Duncan: La película tiene varias posibilidades para interpretarse el final, pero en mi opinión, hay solo una manera correcta de interpretarlo. Sin comentarlo mucho, porque no quiero destripar la película para la gente que no la ha visto, pero hay un personaje que al final de la película que actúa dependiendo de la decisión de Colter, y esta tiene implicaciones para el futuro. Había dos posibilidades de final, que era un final mucho más dulce y mas romántico, pero al final, el que escogimos, era el final que realmente quería que tuviera la película, donde Colter ya consigue lo que merece, y también sabemos que eso tiene implicaciones. Y eso permite al espectador salir de la película pensando “Oh, qué bonito… pero, ¿Entonces…?”, y se sigue pensando en ello.

 

Quería preguntar a Duncan ya que parece que utiliza sus películas para buscar la esencia del hombre, lo que hace humano a un ser humano, y siempre lo coloca contra un sistema del que debe escapar. ¿Estoy en lo cierto?

Duncan: Para mí es muy interesante mostrar la oportunidad que la gente trabajadora tiene cuando está trabajando bajo la autoridad. Una manera de conseguir algo de justicia en una situación en la que están en desventaja frente a esa autoridad, y esa búsqueda de algo que les de ese poco de esperanza. Creo que es algo con lo que mucha gente hoy en día se puede sentir identificada. Pero también es una manera de ver esas posibilidades que el individuo tiene en contra del sistema. Por cierto, me gustaría agradecer que nos hayáis puesto estas barreras para separaros de nosotros. Somos muy peligrosos.

Jake: Muy, MUY peligrosos.

Duncan: Y por favor, no nos echéis de comer.

Jake: No, nada de cacahuetes. (Risas generalizadas. Cabe decir que antes de esta pregunta, Jake y Duncan estuvieron señalando y comentando cosas entre ellos sobre la “barrera” de cordón rojo que separaba a los periodistas de ellos, con sus guardias de seguridad para vigilar que nadie entrase en esa “jaula”)

Duncan… Viendo la película aprendí a valorar el excelente ritmo que tiene, y incluso parecía que había toques de Hitchcock. Me gustaría saber si ha sido una coincidencia, o un tributo en toda regla. Y para Jake, ¿Que le ha interesado de este proyecto para involucrarse en él? ¿En qué se ha centrado para preparar su personaje?

Jake: Responderé yo primero porque, en fin, ya sabéis, soy “sólo” un actor y se me suelen olvidar las cosas rápido. Uhm. Yo, esto… Vaya, se me ha olvidado la pregunta, lo siento (Risas)

Duncan: ¿¡En serio se te ha olvidado!? (Susurro)

Jake: No, no (Sonríe). La verdad es que me encantó el guion, lo encontré fascinante desde el primer momento. Lo estaba leyendo después de que me lo diera el productor con el que había trabajado previamente, pero este fue el primer guion que recibí y me encantó. Y me sentí realmente involucrado con el proyecto porque me imaginaba a Duncan dirigiendo esta película, sabía que haría un trabajo excelente y era como mi sueño. De hecho, me preguntaron que quien me gustaría que dirigiera la película, y les dije medio bromeando que Duncan seria una elección asombrosa. Luego, cuando me enteré de que habían escogido a Duncan, no me lo creí, porque me lo dijeron el 1 de Abril (April’s fools). También es gracioso porque la fecha de estreno en EEUU ha sido también el 1 de Abril. Ha sido todo como muy cósmico y extraño. Sobre mi forma de preparar al personaje, siempre he creído que lo más importante son las sensaciones. Por ejemplo, cuando mi personaje está en el cuerpo de otro personaje y está confuso y perdido, lo primero que pensé es qué es lo que iba a ver, que es lo que iba a saborear, que iba a escuchar, y habitando este otro cuerpo, pensaba, por ejemplo, ¿Habrá desayunado un donut y café? Eso podría ser algo que jamás desayunase Colter Stevens. Tenía todo esto muy presente. Además, mi personaje llevaba un auricular para indicarme un poco como me debía sentir, y Duncan me ponía siempre música por el auricular, canciones que no sabía cuáles eran, o que no había escuchado nunca, cualquier cosa para así aumentar esa sensación de desorientación del personaje. Ese fue siempre mi enfoque, a través de los cinco sentidos.

Duncan: ¿Y mi pregunta sobre qué era? (Ríe) ¡Ah, vale! ¡Hitchcock! Si que tuve ciertas referencias a Hitchcock. Cuando leí el guión por primera vez, recuerdo que pensé “Esta escena es bastante clásica, ¿no? Un hombre normal metido en unas circunstancias extraordinarias, y una mujer misteriosa sentada a su lado en el tren. Esto es puro Hitchcock.”. Quizás una de mis primeras sugerencias cuando leí el guion fue buscar la manera de aligerar un poco el tono del guion e insertar un poco de humor. También me pareció una gran oportunidad para introducir a los fans del genero de la ciencia ficción a un genero más clásico como es el de misterio. Es una buena oportunidad para presentar los unos a los otros. Hablé con los directores de cada departamento para intentar conseguir esta fusión. Por ejemplo, la banda sonora de Chris Baker tiene unos ecos muy reconocibles. También el traje, esa chaqueta y la corbata, son un poco como fuera de época, un poco antiguo, también desde el punto de vista del diseño de producción, con esa estación de tren con la torre con ese reloj. Incluso ya lo que eran los títulos iníciales se hicieron de forma simple para que recordase a otra época, y en algunas cosas, a Hitchcock.

  

Me gustaría preguntarle a Duncan cual fue el presupuesto de esta película.

Duncan: No puedo comentar el presupuesto exacto, estoy seguro de que si los productores quieren que se sepa, lo comentarán. Como director, lo único que puedo decir es que jamás hay presupuesto suficiente para hacer una película. ¡Nunca! ¡Sea la película que sea! (Risas)

 

Para Jake, si se viera en la misma situación que en la película.

Jake: Creo que… creo… Oh, madre mía (Pone cara confusa, y medita la pregunta con cuidado). La verdad es que me plantee mucho esta cuestión. Creo que lo que ayuda al personaje a conllevar toda la situación y pasar por la experiencia es el hecho de que es un piloto de helicópteros, y al igual que en mi profesión, se ha de confiar en los instintos, que a veces funcionan, y a veces fallan. Pero aquí, el capitán ha aprendido a confiar en sus instrumentos, y es un experto en asuntos militares. Por eso creo que es capaz de manejar esta situación. Ahora, si yo estuviera en esa situación, estaría bien ahora que se lo que es Código Fuente, conozco quien manda y quien es el culpable… Pero también sabría que estoy bien jodido.

En la últimas décadas se están haciendo una serie de películas en las que se plantean la realidad y la identidad como una ilusión de la cual hay que escapar, lo que parece ser la base de sus dos películas. ¿Usted cree que nuestra realidad sea una ilusión de la que debamos escapar? ¿Cuál es el camino?

Jake: Creo que deberías preguntarle eso al actor. Para los actores la realidad sí que es una ilusión. Pero dejaré que responda mi colega.

Duncan: Siento que esta no es una respuesta muy buena a tu pregunta, pero creo que las películas buenas son aquellas que tienen una gran empatía entre el público y el protagonista principal. Si al público no le importa el protagonista, la película no va a funcionar. Aquí tenemos una situación que es única, rarísima, una paradoja dentro de la ciencia ficción, pero lo importante es que al público le importa muchísimo lo que ocurre al protagonista, entonces, esa es la esencia.

Share Button
The following two tabs change content below.

Quizás te interese...




Back to Top ↑