Artículos no image

Publicado el 16 marzo, 2012 | por TonyC

0

Álex de la Iglesia presenta el libro ‘La pasión de rodar’

Con motivo de la presentación del libro “La Pasión de Rodar” de que han elaborado Jesús Angulo y Antonio Santamaría sobre Alex de la Iglesia a partir de entrevistas realizadas a este, y de un homenaje que se hará al director vasco en el Festival Español de Nantes, que transcurre entre los días 15 y 25 de marzo, estuvimos en el Cine Doré con los dos autores del libro, Pilar Martínez, directora del Festival Español de Nantes, Joxean Fernández, director de la Filmoteca Vasca, y, por supuesto, el centro del evento, Alex de la Iglesia, que nos explicaron con todo lujo de detalles en que consistía tal homenaje.

El homenaje consistirá en un ciclo de 6 películas del director, que serán las siguientes:

Acción Mutante

Perdita Durango

800 Balas

Crimen Ferpecto

Balada Triste de Trompeta

La Chispa de la Vida

 

El Festival contará con cerca de 50 invitados, trascendentes en la historia del cine español, entre los que se encontrarán algunos como Kike Maillo, director de “Eva”, María León, Marta Etura y David Trueba. Como viene siendo habitual, en el festival, se proyectarán, además de películas importantes de la historia del cine español, películas importantes del último año, como serán, “Eva”, “Chico y Rita”, “Cinco Metros Cuadrados”, e incluso, “Extraterrestre”, la última película de Nacho Vigalondo.

Pilar Martinez-Vasseur, directora del festival, nos habló sobre la organización de este, concretamente nos comentaba lo siguiente:

El festival lleva 22 años mostrando el mejor cine español en una ciudad del norte de Francia, que no tiene nada que ver con España. El año pasado fueron 20.000 personas, y fueron 20.000 cinéfilos que querían disfrutar del cine. En el festival se podrán ver películas inéditas en Francia, como “La Chispa de la Vida”, además, estarán películas que estuvieron el año pasado como “Balada Triste de Trompeta“, que ganó el premio del jurado joven. Es un festival muy competitivo que costa de 6 premios. Hay un premio llamado Julio Verne, en el que están las películas del último año y también se premiará al mejor documental.

El libro pertenece a la Filmoteca Vasca, que no es la primera vez que edita un libro sobre un director de cine vasco, concretamente, ya había elaborado un libro sobre Enrique Urbizu, director y guionista de “No habrá paz para los malvados” y ganador de un Goya por estas funciones. Joxean Fernández, director de la Filmoteca Vasca, agradeció al Gobierno Vasco el apoyo que le había prestado y dijo lo siguiente:

Estoy orgulloso de que se haya podido conseguir hacer películas y documentales íntegramente en vasco. Hoy, presentamos el libro de Alex de la Iglesia, después de haber hecho tres libros sobre la historia del cine vasco. La Filmoteca Vasca, lleva años publicando libro sobre cineastas vascos, Alex era uno de los que nos faltaba en la lista y vimos que este era el momento oportuno. El libro tiene su base en tres días de entrevistas de los dos autores, Jesús Angulo y Antonio Santamaría, a Alex de la Iglesia, al que damos las gracias por la ayuda y por el interés mostrado.

Le llegó el turno a Jesús Angulo y Antonio Santamaría, autores del libro, quienes agradecieron a de la Iglesia las facilidades que había dado y la sinceridad que había mostrado en cada momento y recordaron sus anécdotas favoritas de los tres días que pasaron con él.

Por último, le llegó el micrófono a Alex de la Iglesia, el momento que todos estábamos esperando, sobre lo anterior, comentó que había cosas de él y de su entorno que hubiera preferido que hubiesen quedado ocultas, pero señaló que entonces no podría decir que ese libro está basado en él, ya que solo se mostraría la parte que el quisiera y sería una especie de “engaño” para la gente que lo leyera. También se mostró contento por el homenaje realizado en el Festival Español de Nantes, dijo que estaba muy feliz por ser el objeto de análisis del Festival y que le iban a analizar personas hacia las que siente una profunda admiración y a las que respeta mucho.

Como le suele ocurrir, pecó de melancólico y filosófico y dijo que el cine se presenta como una segunda realidad, que son historias que tienen un inicio, un desarrollo y un final. Añadió que es una de las grandes mentiras que se cuentan y matizó que la realidad, a diferencia del cine, es un verdadero caos, es un absurdo y que el cine funciona precisamente porque es ficción. Concretamente dijo lo siguiente:

“En la vida real, hay personajes que aparecen sin ningún tipo de desarrollo, con una importancia increíble, y nadie sabe quienes son. Hay un tipo con bigote que mata a 50 millones de personas y no sabemos nada de él. Hay individuos, de los que lo sabemos todo y no nos importaría en absoluto no saber nada, porque son muy aburridos, y sin embargo, están ahí todos los días, miles y miles de minutos y de horas de nuestra vida y no hay quien los eche, están en las historias. Esos maravillosos secundarios no son como los de las películas, en las películas, los secundarios, que tienen el don de la oportunidad, entran, dicen su maravillosa frase y se van. Desgraciadamente la vida no es así, por eso este libro intenta de una manera esculpir una estructura.” Y puso como punto en común de ambos el absurdo.

También nos habló sobre las influencias y dijo que hubiera preferido tener de influencia a Flash Gordon, y que lo normal sería que te preguntasen… Y decir que tus influencias son Alfred Hitchcock, Howard Hawks…, pero no, tus influencias son los electroduendes, los anuncios, una absorción patética inconexa de películas cuyo título no recuerdas y, por último, el futbol, los domingos, y los conciertos del domingo a la 1.Eso te ha conformado, y Paco Martínez Soria y otros grandes directores nuestros que no mencionamos porque nos da vergüenza. Terminó diciendo que, en definitiva, la búsqueda de una estructura y de un sentido nos lleva al fracaso, la única forma de sobrevivir a esto es reconocer que la filmografía de una persona es un cúmulo de sentimientos y emociones que no concluyen en un tercer acto.

 

En el turno de preguntas, le hicieron una muy interesante acerca del tema de mostrar una ideología en las películas y contestó que no creía que se hiciese aposta en el cine, y que le parecía perverso que alguien lo hiciese a conciencia. También se le preguntó acerca de mantener una constante en las películas. Él dijo que no pensaba en eso, pero que cuando cogía su filmografía veía una serie de “constantes similares” que le hacían pensar en si no acababan pareciéndose todas las películas… También nos comentó de las obsesiones de los directores y dijo que no creía en eso, pero cuando le empezaban a hablar de que en “Balada Triste de Trompeta” el protagonista es un payaso y que en otras películas suyas también aparecen payasos, empiezaba a pensar si la gente creía que estaba obsesionado con los payasos.

Share Button
The following two tabs change content below.

TonyC

Cinéfilo y amante de los videojuegos. Crecí jugando a Sonic y Syphon Filter, pero los que más me marcaron fueron Hitman y Kingdom Hearts. Gran fan de la comedia negra y un ferviente seguidor de Guy Ritchie y Edgar Wright.

Latest posts by TonyC (see all)

Etiquetas:

Quizás te interese...




Back to Top ↑