Artículos The Witcher

Publicado el 4 junio, 2017 | por Chugo

0

¿Por qué The Witcher es más que un videojuego?

Tras una discusión (de esas amigables, de intercambio de opiniones y no de exabruptos) en internet, me he decidido a escribir este artículo. El comienzo de la discusión llegó porque una persona le daba pereza la serie de Netflix basada en The Witcher, argumentaba que era un universo de fantasía clónico de tantos otros derivados de Tolkien. Su argumentación se basaba en el videojuego, y pensé que mucha gente puede solo conocer a Geralt de Rivia a través de los videojuegos, y no del rico mundo literario creado por Andrej Sapkowski.

He titulado el artículo nombrando The Witcher debido al videojuego, pero dado que intento hacer un acercamiento al universo y su obra literaria, debería hablar de La saga de Geralt de Rivia. Esta saga escrita por Andrej Sapkowski está compuesta por 8 libros, que empezaron como una serie de relatos cortos en la revista polaca Fantastyka a mediados de los ochenta. Ya a principio de los noventa empezaron las novelas, con los dos primeros libros recopilaciones de relatos (muy recomendables), y ya el resto adentrándose en una historia cohesionada que componen el cuerpo central de la saga.

The Witcher

La saga de Geralt de Rivia es una obra de fantasía medieval al igual que la creada por Tolkien. Pero con muchos matices propios de un género tan rico y prolífico como es la fantasía. Se podría considerar baja fantasía, donde la épica, brillantes armaduras y altos ideales de caballería dejan paso a la violencia, suciedad y barro. Ambas novelas cuentan con las mismas herramientas, los elfos, los enanos, los humanos, la espada y la brujería, pero cuentan cosas muy distintas. Sapkowski se adentra en temas como el racismo, sexualidad, relaciones, la violencia, la codicia, y las mira de frente, no de forma figurada como en la obra de Tolkien. Es más, muchas de sus historias y relatos son una vuelta de tuerca, una perversión a los cuentos de hadas e historias de la fantasía épica más tradicionales. En los dos primeros libros nos podemos encontrar relatos que dan toda una vuelta de tuerca a cuentos populares como La Bella y la Bestia o Blancanieves y los siete enanitos.

Geralt es un brujo, o lo que es lo mismo un mutante, es un paria, está modificado genéticamente para cazar monstruos y no sabe hacer otra cosa. No tiene sentimientos humanos, es poco más que un sociópata altamente funcional. Le acompaña una personalidad acorde, cínico, violento, le gusta la bebida, las mujeres….No es un héroe, caza grifos, apariciones, djinns y toda clase de seres sobrenaturales por un contrato. El mundo cada vez es más civilizado y menos salvaje, su sustento se agota, y aquellos que proteje lo desprecian. Se ve involucrado en toda clase de conjuras palaciegas y grandes eventos que repercutirán en el destino de reinos y del propio mundo, pero por obligación o por una paga, no por ideales. Nuestro querido brujo es la definición perfecta de antihéroe.

Pero, ¿todo esto no sale en los videojuegos? Si y no. Todos esos elementos están ahí, y con relativo acierto el juego de CD Projekt Red los toca. Pero no termina de tener la profundidad de las novelas y no es capaz de captar las connotaciones morales que muchas veces tienen las acciones de Geralt. Creo que la adaptación de La saga de Geralt de Rivia a los videojuegos se puede resumir en que es un buen ejemplo de las novelas, pero no el mejor. Creo que principalmente se debe a que toda adaptación a un medio distinto del original siempre hace que algo se pierda por el camino.

Hay que entender algunas cosas sobre la adaptación de The Witcher, y es que el autor casi no ha visto rédito por la adaptación (vendió la millonaria licencia nada más que por unos irrisorios 9500 dólares). Los videojuegos son una secuela de una historia que quedaba más que cerrada en el original, teniendo que hacer un enorme Deus Ex Machina para volver a poner a Geralt y todos los personajes en la aventura. Pese a que soy un gran admirador de los videojuegos, tengo que reconocer que su historia no está legitimada, “no es canon”. No en pocas ocasiones el propio Sapkowski ha renegado de los videojuegos, ninguneando su trama e importancia. Aunque más que por falta de calidad, personalmente siempre me ha sonado a rabieta fruto de una decisión equivocada.

Pero si los videojuegos de The Witcher están muy bien, pero no todo lo bien que se cabría esperar. ¿Por qué deberíamos esperar con los brazos abiertos la serie de Netflix? Para empezar es que el propio Andrej Sapkowski estará detrás del proyecto. Han prometido retomar viejos personajes, pero también hacer nuevas historias. No van a tener en cuenta la historia de los videojuegos, pero sí van a tomar prestada su estética.

Pero el principal motivo para fiarme de la serie de The Witcher, más allá del apoyo del escritor, o la decisión de hacer nuevas historias, o que se inspiren en la estética del videojuego. Mi principal motivo para fiarme es que Netflix está detrás. La compañía de streaming no es tonta, y es muy consciente que necesita su propio “Juego de Tronos”. La historia de La saga de Geralt de Rivia es tan apasionante como la de Juego de Tronos (cada uno en su estilo claro), y creo que su componente más fantástico y de acción puede suponer una ventaja. Ambas son fantasías adultas, que se alejan del relato de cuento de hadas fácil. Si bien aunque existe la épica, viene acompañada de decisiones morales cuestionables que dejan a sus personajes fuera del rol de héroe impoluto. Netflix solo necesita dar medios para que la adaptación sea lo más digna posible, y puede que estemos ante otro de los muchos triunfos que ya cosecha la plataforma.

Share Button
The following two tabs change content below.
Un blogger cinéfilo y seriéfilo, lector y jugón voraz, a veces rolero y siempre friki. Nunca me canso de hablar de cines, series, videojuegos o cómics. Siempre intentando estar al día de las últimas novedades.

Etiquetas: , , ,

Quizás te interese...




Back to Top ↑