Analisis no image

Publicado el 1 octubre, 2010 | por Vicky

0

Análisis Xbox360 Halo Reach

Halo Reach, un éxito antes de haber nacido.

Hacer un análisis de un juego como Halo Reach no es tarea fácil, lleva una gran responsabilidad, ya que es un juego que tiene millones de fans en todo el mundo, es un juego aclamado por la más importante crítica, y encima ha batido todos los records de venta en la primera semana de toda la historia de los videojuegos. Es por eso que ser objetivo con Halo Reach, sin dejarse influenciar por el resto del mundo, resulta harto complicado.

Quiero aclarar que yo a pesar de haber jugado a todos los Halos, no soy fanático de la saga, asi que intentaré aportar ese punto de objetividad que quizas otros análisis no tienen.

Recuerda dónde empezó todo.

Halo es una de las franquicias de Microsoft que destaca por encima del resto de exclusividades de la Xbox 360, ya con su primera entrega para la Xbox original consiguió convertirse en todo un hito. Halo era un shooter espacial como antes nunca se había visto, donde la acción mas frenética iba acompañada de una buena historia, y sobre todo de una cálidad técnica muy por encima de todo lo visto hasta entonces. Unos mundos abiertos, llenos de cesped, agua, vegetación, y estructuras complejas enormes, dónde los enemigos no parecian polígonos disparando, sino que daban la sensación de que eran reales e iban a por ti.

Así comenzó la trilogía de Halo, finalizando en la Xbox con Halo 2, otro éxito de ventas, y que siguió con la salida de la next gen con un Halo 3 que también cosechó todo tipo de críticas positivas y cifras de infarto. Más tarde siguieron otros títulos como Halo Wars, dándole un toque de estrategia a la saga, y el más reciente Halo ODST, del que muchos decian que era una expansión del Halo 3, aunque eso sí, ¡qué expansión señores!.

Bungie, la desarrolladora del título, tenia que poner punto y final a una era, toda una década de éxitos y premios, no podía terminar de cualquier modo, y dentro del universo Halo, lleno de comics, novelas, y series digitales, debían encontrar un juego que marcase el fin que se merece la saga. Y que mejor fin que contar el principio, una precuela que contará la historia del planeta Reach, que como muchos sabreis, fué destruido al principio de Halo 1, y este acontecimiento originó todas las guerras contra los Covenant, una civilización guerrera con técnologia suficiente para conquistar el universo.

Así con una precuela, Bungie mata dos pájaros de un tiro. Por una parte no extiende más el amplio universo Halo, y por otra parte permite a todos aquellos que no han jugado antes a la trilogía Halo (¿queda alguién que no haya disfrutado de alguno de estos juegos?), el poder empezar un juego sin tener idea de la historia que le antecede.

Nos encanta ser un Noble.

La historía comienza en Reach, en este planeta se vienen sucediendo batallas contra una civilización llamada Covenant. Nuestro personaje llega en un carguero a la superficie del planeta, y se encuentra con el resto de su equipo en un campamento, el Equipo Noble. Tras la muerte de uno de sus miembros, nuestro protagonista llega para intentar sustituirle, sin mucho éxito al principio, ya que sus compañeros se muestran reticentes, pero poco a poco se irá ganando su confianza a lo largo de nuestra historia.

El Equipo Noble cuenta con seis miembros, cada uno con una personalidad definida, que se verá reflejada a lo largo de la historia y en la manera de luchar. Mientras unos miembros del equipo son rápidos y muy agiles, otros serán más lentos pero tendrán armas pesadas que harán mucho daño al enémigo. Nuestro personaje, llamado por todos “Noble-6“, se adaptará a las circunstancias graciás a unos items que darán una habilidad especial determinada, unos permiten mantener un escudo protector durante unos segundos, otros ofrecen velocidad endiablada, otros permiten enviar un clon nuestro al punto que elijamos para despistar al enemigo y que no se fijé en nosotros (o al menos intentarlo)… en definitiva, todo un acierto por parte de Bungie, ya que según la habilidad que tengamos en ese momento, podremos realizar una determinada estrategía de ataque u otra. Y esto como veremos más adelante, nos será algo más que útil.

Un planeta por visitar: Reach.

Halo Reach es un juego que técnicamente destaca por encima de otros títulos sin dudarlo. El esmero que ha puesto Bungie en su desarrollo se nota nada mas empezar los primeros minutos de juego. Si bién los gráficos no resultan impresionantes o marcarán un referente técnico al genero, si que son muy buenos y nos recuerdan un poco a los de Mass Effect 2 por su tono futurista y las animaciones faciales de los personajes. Además se ve claramente el salto gráfico desde el anterior Halo ODST.

Los personajes estan muy bien animados, el número de polígonos se ha visto incrementado con respecto a anteriores entregas, y el uso de la iluminación, dando un tono un poco mas “apagado” que en anteriores Halos, como queriendole dar un toque “retro” apuntando al pasado, es sencillamente genial. Sin embargo, en algunos momentos, el juego peca de sufrir alguna que otra bajada de framerate, que si bien no dificulta la jugabilidad en general, si que se nota en determinados momentos donde los escenarios son muy muy abiertos y el número de enemigos en pantalla es alto.

La banda sonora solo podríamos calificarla como “épica”, acompañando en todo momento la acción y las secuencias cinemáticas, con unos giros dramáticos dignos de cualquier super producción de Hollywood. La BSO es un aspecto que no se le suele dar la importancia que se merece, pero en Halo Reach es justo lo que necesitamos para darnos cuenta de que estamos frente a una gran historia.

Los enemigos más inteligentes de la historia de los FPS.

Si estais acostumbrados a fardar con vuestros amigos de que matais “Locust“, “nazis” y demás enémigos del género de los fps, iros apuntando a los Covenant como los que más prestigio y medallas de mérito dan, de todos ellos. El trabajo que ha hecho Bungie en el apartado de la IA es simplemente magistral. Ningún otro shooter ha sabido dotar a sus enemigos de una personalidad tan definida y sobre todo, de unas situaciones tan tremendamente realistas como las que se dan en Halo Reach. Desde el enemigo más pequeño al más grande, ya se puede ver la mala leche que se gastan.

En Halo Reach es imposible aburrirse, y digo imposible porque si nos matan, al aparecer en el último punto de control, la cosa habrá cambiado, y esto significa que la misma estrategia de ataque que usamos la vez anterior, no nos funcionará, ya que los enemigos se las apañaran para hacer otra cosa completamente diferente.

El número de enemigos ha aumentado, añadiéndose a los ya clásicos algunas especies hostiles del planeta Reach, y no solo el número de enemigos aumenta exponencialmente según el nivel de dificultad, sino que la astucia con la que atacan y se mueven, será mucho más importante que la superioridad numerica. Unas veces intentaremos refugiarnos en alguna colina cercana a la edificación o puesto de control a recuperar, y desde alli con nuestro rifle de francotirador podemos intentar causar estragos, pero a la vez siguiente que lo intentemos, tendremos una panda de Covenants acudiendo al lugar poniéndonos las cosas difíciles.

Los élites, lo mejor de los Covenant, son los enémigos más dificiles vistos en una campaña. Se mueven rapidamente, esquivan nuestros disparos, se pondrán a cubierto, y se acercan poco a poco hasta nuestra posición para asestarnos un golpe mortal con su arma, o simplemente hacer que nuestra munición acabe por agotarse dando tiros “al aire“.

Pero los enemigos más pequeños no se quedan atras, los Grunt, de aspecto casi cómico por su manera de moverse y los sonidos que emiten, nos pondrán en apuros en más de una ocasión. Suelen ir en grupo con un líder, y cuando éste cae, huyen despavoridos intentando protegerse para ir a dar la voz de alarma y traer refuerzos. Pero lo peor no es cuando huyen a por refuerzos, si no cuando les da por inmolarse contra nosotros, si no los eliminamos bien será díficil que sobrevir a ellos.

Por suerte el Equipo Noble no se queda atras en la IA, y no serán meros titeres que nos acompañan en las misiones. Entre nuestros compañeros hay una estupenda comunicación, y pondrán en común sus habilidades para desarrollar la mejor estrategia. Así mientras nosotros intentamos tomar de golpe unas instalaciones, nos cubriran desde la retaguardia. También contamos con la presencia de miembros del ejercito humano, que en esta ocasión su IA no está muy trabajada, en más de una ocasión moriran de forma precipitada nada más unirse a nosotros.

En Halo Reach no hay movimientos prefijados ni scripts de comportamiento repetitivos, aqui los enemigos se cubren, corren, atacan, y se mueven, de una manera mas que realista, dejando a muchos habilidosos del género con la boca abierta. En definitiva, lo mejor sin duda de este Halo Reach es la IA de sus enemigos en el modo campaña, dónde nos dará la sensación de estar jugando online en lugar de contra enemigos controlados por la consola.

Escenarios de batalla.

La diversidad de situaciones que se dan en Halo Reach es abrumadora. Mientras que algunas de las batallas tendrán lugar en lugares abiertos dónde habrá que tomar una fortaleza, en otras tendremos que coger algún vehículo para desplazarnos por senderos dónde los Covenant nos tienen preparada una emboscada. Otras veces tendremos que ir atravesando algún recinto interior abriendo paso entre las defensas enemigas, o echar una mano a nuestros compañeros humanos ante una invasión Covenant.

Incluso alguna fase se desarrolla en el espacio, manejando una nave, y da la sensación de estar ante otro juego nuevo, pilotando como si de un X-Wing en Star Wars se tratase, repeliendo la flota de naves Covenant, o atacando una flota espacial. Se podía haber aprovechado más este tipo de fase, pero quizás algun purista del genero de los FPS no le acabara de gustar, aunque es muy divertido el pilotar esta nave y dejar por un momento el combate en la superficie, para hacerlo en la órbita de Reach.

Armas y habilidades para el Equipo Noble.

Las habilidades que ya comentamos con anterioridad para nuestro Noble, son todo un aliciente más, ya que nos permitirán tomar estrategias diferentes según el tipo de item que llevemos equipado. Así estos son de gran utilidad para según que escenarios. En superficies abiertas podemos usar la velocidad para movernos rapidamente esquivando disparos. Si tenemos que asaltar una fortaleza rodeada de superficies montañosas, el Jet Pack para elevarnos a un punto alto y eliminar las defensas con nuestro rifle de francotirador, en escenarios cerrados usaremos nuestro “clon” para enviarlo hacia una estancia y ver como nuestros enemigos salen de sus escondites para atacarle y aprovechar nosotros para hacer lo mismo con ellos. En definitiva, todos los items utilizados de manera sabia, nos ayudan y mucho a lo largo de la historia del juego.

Las armas siguen siendo las mismas que en las anteriores entregas, y alguna novedad más, como el rifle de francotirador Covenant, el lanzador de plasma (versión Covenant del lanzacohetes Spartan),  etc. De ellas poco más hay que decir pues ya las conocemos de sobra de otras entregas. Quizás se eche de menos la posibilidad de llevar dos armas a la vez como pasaba con anteriores entregas, ya que el gatillo izquierdo de nuestro pad, perderá un poco de protagonismo permitiendo tan solo lanzar granadas.

Hasta pronto Halo, gracias Bungie.

El fin del universo Halo (al menos por ahora) ha llegado, y no se puede poner mejor la guinda al pastel que con este sobresaliente título, que marcará sin duda, un recuerdo en el mundo de los videojuegos. El trabajo que ha hecho Bungie equilibrando todos los elementos del juego, dejará sin duda, si bien no el máximo referente a gráficos (como otras sagas pretenden), sino el listón más alto para la IA de un fps o shooter en primera persona. Poniendo punto y final a una saga, con un final épico, y que termina dónde empezó.

Los puntos fuertes a destacar en Halo Reach son muchos. Una IA de matrícula de honor, unos gráficos y jugabilidad sobresalientes, y sobre todo, mucha diversión tanto en cooperativo como en solitario. Con una de las más espectaculares campañas vistas, con unos giros de guión y variedad de misiones, que hace que no nos aburramos en ningún momento, con secuencias cinemáticas que acompañan la historia y con un doblaje también excelente en su versión en castellano.

Los puntos menos fuertes o a mejorar, pocos, pero cabe destacar un par de bajadas de frames en algunos momentos puntuales del juego, debido sobre todo a la cantidad de enemigos, y que la IA tan genial de la que hace gala tenía que pasar factura por algun sitio. Y alguna textura de menos calidad en algun escenario suelto, pero que para nada, desmerece el global del conjunto.

Desde Psicocine puntuamos esta obra de arte con un

9,5/10

Share Button
The following two tabs change content below.
Mi vida ha ido ligada al cine, si hubiese nacido dentro de una película seguramente sería una Rebelde que lucha contra el Imperio. Se puede decir que mi afán por coleccionar merchan de Star Wars va más allá.Me siento una afortunada por haber tenido una infancia rodeada de Pokémon y videojuegos que hoy en día llaman "Retro".

Etiquetas: , , ,

Quizás te interese...




Back to Top ↑