Analisis NiOh 01

Publicado el 24 marzo, 2017 | por Chugo

0

Análisis PS4: NiOh

Pese a que ya estamos bien entrados en esta generación de consolas, no es muy habitual encontrar una nueva franquicia. Team Ninja ha apostado fuerte y nos trae en exclusiva para PS4: NiOh. Nosotros hemos podido probarlo gracias a una copia para analizar que nos han facilitado los chicos de Sony España.

Este juego de ambientación japonesa fantástica ha venido para hacerse un hueco en un género que parece casi copado por From Software. ¿Lo conseguirá? Intentaremos aclararlo en este artículo.

La historia de un pirata samurai

Las comparativas son odiosas, pero hasta cierto punto van a ser inevitables. A diferencia de los “Souls” de From Software, NiOh si tiene una historia. No tendremos que ir desentrañando la trama y el lore a través de pedazos de historia recogidos sin orden ni concierto  durante el juego.  Desde el principio NiOh nos pone en situación desde los primeros compases del juego.

NiOh nos pone en la piel de William, un pirata que ha servido a las ordenes de Inglaterra para hacerse con la amrita. Esta piedra es clave para los británicos y su guerra ocultista contra el Imperio Español. Empezamos huyendo de la Torre de Londres gracias a un espíritu guardián. Pero cuando pensamos que vamos a salir indemnes, aparece Edward Kelly, un brujo que captura a nuestro espíritu guardián y casi consigue matar a nuestro protagonista. Debemos embarcarnos en un viaje a Japón para encontrar a este misterioso brujo y traer de vuelta al espíritu guardián.

Cuando llegamos a Japón, al igual que en el prólogo en Europa, nos damos cuenta que NiOh también entreteje historia y ficción. Nos veremos envueltos en el Japón feudal del SXVI en un periodo de lo más convulso. Personajes reales e históricos se entremezclan con demonios, magia y no-muertos.

La premisa está muy bien, pero la narrativa resulta abrupta. Personajes y sucesos históricos llegan sin mucho orden, de golpe sin ninguna preparación previa. NiOh tiene mucho fondo, mucho que contar, y unas cinemáticas muy breves para hacerlo. Luego con los recuerdos de amrita que vamos desbloqueando conoceremos más sobre los personajes, las batallas y todo lo que acontece a esa época. Hay que entender que puedes jugar NiOh sin hacer caso a la historia, aunque yo recomiendo encarecidamente que le prestéis atención ya que como poco, resulta interesante.

NiOh, el camino del samurai

Tuve una primera impresión bastante clara al jugar a NiOh. Podría resumirla con una frase: “Es un Dark Souls más accesible“. Pero con el tiempo he tenido que matizar esa opinión por la de “es un Dark Souls más justo“. La curva de dificultad es mucho más suave, y a medida que avanzas la cosa se va complicando conforme vas mejorando tus habilidades. NiOh castiga los errores, y con dureza, pero tampoco llega a ser tan desesperante como los juegos de From Software.

El pulido sistema de combate de NiOh lo veo en muchos aspectos muy superior a los de los Souls. Es muy táctico, hay que saber cuando atacar, cuando defenderse, cuando separarse para recuperar energía, etc… Pero a la vez es mucho más fluido, mas natural y dinámico. Este sistema debe de llegar gracias a la experiencia de los chicos de Team Ninja en los hack and slash. Se pueden conseguir unos combos o unas ejecuciones brutales, que dinamizan la jugabilidad y son puro espectáculo. Han conseguido un interesantísimo equilibrio entre la diversión y la dificultad.

Pero entrando al combate propiamente dicho. Tenemos un nutrido surtido de armas: katanas, mandobles, lanzas, hachas a dos manos, katanas dobles, arcos, mosquetes… Todas y cada una de estas armas varían su función en combate (daño, alcance, rapidez, etc.). Para darle todavía más profundidad tenemos tres posiciones para usar las armas de cuerpo a cuerpo: alta, media y corta. Cada una de estas posturas tiene diferentes combos, y sirven para derrotar más fácilmente las otras guardias de los rivales.

Utilizar estas armas en combate, correr, parar golpes, esquivar, consumen Ki. Este Ki es limitado y aprender a gestionarlo es toda un arte. Si se acaba el Ki, William se para en seco a recuperar el aliento, lo que nos puede volver muy vulnerables ante los ataques enemigos. Pero Team Ninja busca premiar la habilidad del jugador, así que este ki se desperdiga en forma de partículas de luz, y si en el momento justo damos al R1 recuperamos toda la energía gastada. Así podemos enfrentarnos a muchos enemigos gracias a nuestra habilidad.

Creo que con lo descrito os podéis hacer una idea del baile de mantener distancias, gestionar el ki, saber cuando atacar, aprender el ritmo del enemigo, etc que supone NiOh.

Más allá del combate

Los elementos RPG de NiOh saltan a la vista. Cuando tenemos la suficiente amrita (que se obtiene con objetos o derrotando a enemigos) podemos subir de nivel. Al subir de nivel tendremos que invertir puntos en los tributos los cuales nos dan mejoras al daño, a la vida, resistencia, etc.. También ciertas armas tienen requisitos de fuerza o habilidad para utilzarlas. Se puede mejorar el uso de cada arma y habilidades tras invertir los puntos de samurai. El juego permite personalizar en un alto grado al personaje para que se adapte a las exigencias y gustos de cada jugador.

Por otro lado quiero destacar la re-jugabilidad de NiOh. Al finalizar la partida podemos volver a empezar el modo Ocaso. Aumenta el reto, y esto nos permite conseguir nuevos materiales para construir armas y armaduras mejores. Hay todo un apartado para gestionar el equipo, mejorar las habilidades del personaje y también su aspecto que bebe claramente de los RPG.

Nioh

En cuanto al online al igual que en los “Souls” es opcional. Podemos llamar a amigos y a otros jugadores para que nos ayuden en la aventura. No hay de momento opciones para jugar contra otros jugadores, y no sabemos si las terminarán implementando. Sería un interesante añadido poder batirte contra otros jugadores.

Combatiendo en el país del sol naciente

En cuanto al apartado puramente técnico, lo cierto es que hemos podido disfrutar NiOh. La experiencia de juego es realmente fluida, tanto en sus mecánicas como en sus animaciones. El funcionamiento de la cámara es bastante correcto y es algo muy importante para un título de estas características. Yo lo he jugado en una PS4 normal y lo cierto es que no he tenido problemas de rendimiento ni de tiempos de carga. Aunque tengo entendido que con una PS4 Pro la experiencia mejora y mucho.

NiOh se desmarca de los “Souls” en su diseño de niveles. No tenemos un inmenso mapa con muchas secciones y niveles conectados unos con otros. Creo que el principal motivo es por la propia historia, y es que la acción de NiOh transcurre por todo Japón, y habría sido imposible recrearlo. Esto le resta algún punto al juego, ya que el diseño de niveles de los “Souls” es uno de sus mayores puntos fuertes.

En cuanto al apartado artístico de los mapas ofrece unas estampas realmente bonitas. Lo malo es que la mayoría de la acción transcurre de noche y no puede lucirse de una forma más llamativa.

El diseño del bestiario y enemigos a los que nos podemos enfrentar en NiOh es abrumador. Los no-muertos, demonios y samurais están cuidados hasta el más nimio detalle. Los jefes finales quitan el hipo, y a mi más de una vez me han matado al quedarme mirando sus diseños y animaciones.

En cuanto al sonido tengo sentimientos encontrados. La banda sonora cumple, aunque no tiene ningún tema particularmente memorable. En lo que sí han hecho los deberes ha sido en los efectos sonoros. El sonido puede darte mucha información muy útil para el combate. Enseguida entiendes cuando un ataque ha sido bloqueado, ha causado daño, ha sido un crítico, etc gracias al sonido. Es un apartado que no muchas veces se tiene tanto cuidado, y es muy de agradecer.

Share Button
The following two tabs change content below.
Un blogger cinéfilo y seriéfilo, lector y jugón voraz, a veces rolero y siempre friki.
Análisis PS4: NiOh Chugo

Las comparaciones pueden ser odiosas, pero no cuando el aspirante se defiende con tan buen hacer. NiOh tiene uno de los sistemas de juego y combate más fluidos, pulidos y entretenidos con los que he podido toparme en los últimos años. Posibilidades de re-jugarlo harán las delicias de los completistas. Una historia interesante que hay que desgranar poco a poco. Muy recomendable a todos los amantes de los juegos "tipo Souls", os encontraréis algo fresco y un desafío acorde.

4

Sorprendente


Voto del público: 0 (0 votos)

Etiquetas: ,

Quizás te interese...




Back to Top ↑