Analisis Thronebreaker

Publicado el 15 noviembre, 2018 | por Chugo

0

Análisis PC: Thronebreaker: The Witcher Tales

Muchos de los que hemos jugado a The Witcher 3 hemos hecho la broma que el título en realidad era una excusa para jugar al Gwent. Este adictivo juego de cartas de los barbudos enanos se implementó como minijuego, y acabo cobrando unas cotas de popularidad altísimas. CD Projekt RED no se lo pensó y aprovechó el tirón para hacer su juego de cartas independiente. Durante mucho tiempo estuvo en fase beta, y por fin ha salido su versión definitiva, acompañado de un juego con un modo historia titulado Thronebreaker: The Witcher Tales.

Thronebreaker no es una historia de Geralt de Rivia

Lo primero que hay que dejar claro es que Thronebreaker: The Witcher Tales no es una historia de Geralt de Rivia. Puede que el brujo salga en portada, pero la protagonista absoluta es Meve, reina de Lyria y Rivia. La monarca ha sido traicionada por los nobles y su propio hijo, y han puesto su reino en manos de Nilfgaard. Su labor es reunir aliados, luchar contra el invasor, y liberar a su tierra del yugo del imperio nilfgaardiano.

La historia de Thronebreaker: The Witcher Tales tiene lugar años antes de los videojuegos. De hecho en las propias novelas de Andrej Sapkowski  se mencionan las aventuras de la reina Meve para reconquistar sus tierras durante la guerra con Nilfgaard. De hecho el único tramo en el que podemos ver a Geralt de Rivia, es la misma escena que se puede leer en las novelas.

Thronebreaker

Aunque estemos ante un juego de cartas, puede que estemos ante una de las historias más interesantes en los RPG que hay actualmente en el mercado. Hay personajes cargados de carisma con una historia con giros y traiciones que te atrapa. Tengo entendido que Thronebreaker: The Witcher Tales estaba pensado para ser el modo historia del Gwent: The Witcher Card Game. Al parecer la historia creció tanto que decidieron sacarlo como un juego independiente, y el resultado es perfecto. De hecho el subtitulo de “The Witcher Tales“, me hace pensar que CD Projekt RED pueda tener planes para sacar más juegos de este estilo, lo cual sería perfecto.

Un variado RPG de cartas coleccionables

En primera instancia puede parecer que un RPG con una historia elaborada,  pero jugado con cartas, puede sacarte de la historia. A esto se le llama disonancia ludonarrativa, el conflicto entre las mecánicas y la historia en la narrativa. Es cierto que al principio puede darse esa sensación con Thronebreaker, pero en una hora de juego cuando te familiarizas con las mecánicas, desaparece.

Con Thronebreaker: The Witcher Tales tendremos fácilmente entre 35 y 40 horas de juego. Exploraremos con la reina Meve en vista isométrica unos escenarios considerablemente grandes. No es un mundo abierto, ya que no puedes salir del camino, pero si que hay varios caminos secundarios con misiones que permiten conseguir cartas y coleccionables que más tarde se pueden utilizar en Gwent: The Witcher Card Game. Como en cualquier RPG actual, es muy importante tomar decisiones, ninguna parece la correcta y afectan al desarrollo de la historia (que no al final).

 

Thronebreaker: The Witcher Tales se esfuerza por no ser repetitivo, y lo consigue. Tenemos tres tipos de partidas de cartas a lo largo del juego. Por un lado la batalla estándar, con las reglas habituales del juego, por otro lado las históricas en las que juegas con cartas especiales y hay que conseguir unos objetivos, y por último están los puzles. Estos últimos tenemos una baraja predefina y unos objetivos muy concretos. Estos puzles he de decir que no hay dos iguales, y el equipo de CD Projekt RED se ha esforzado por que cada uno de ellos sea diferente. Algunos de estos puzles son tremendamente difíciles, pero es tremendamente satisfactorio cuando consigues resolverlos.

También tiene un sistema de progresión en el que se pueden hacer cartas gastando reclutas, recursos y oro. Estos bienes los conseguiremos investigando por el mapa, o con las decisiones que vamos tomando a  lo largo de la historia. La idea que tu baraja de cartas es tu ejercito, que tienes que ir reclutando y aumentando sus números, funciona muy bien. Consigue esa sensación de progresión tan necesaria en los juegos de este género.

Thronebreaker: The Witcher Tales tiene una pega en su jugabilidad. Las cartas y lo que hacen, cambian respecto a Gwent: The Witcher Card Games. Así que cuando regresas al juego de cartas, las estrategias y la manera de jugar que has adquirido durante casi 40 horas vale de poco. No obstante supone un buen aperitivo para retomar el juego de cartas online, yo ya estoy echándome mis buenas horas de juego.

Este título ha estrenado el Gwent “definitivo”, las tres líneas de acción pasa a solamente dos, y varias mecánicas se han retocado en pos de conseguir una experiencia de juego mejor.

Una estética sencilla y preciosa

Thronebreaker: The Witcher Tales ha tomado unas decisiones muy acertadas en cuanto a lo estético. Para empezar el juego está contado por un narrador, y llega tanto con textos como voces en castellano. He de decir que el trabajo de los actores de doblaje es excepcional, y es muy importante para meterte de lleno en la historia como si te la estuviera contando un cuentacuentos o un bardo.

En cuanto a los gráficos cuando nos movemos por el mapa estamos en una vista isométrica con un cel shaded precioso, que ayuda mucho a meterte en la idea que estás dentro de una historia. Parecido pasa cuando hay conversaciones, los personajes y escenarios ricamente ilustrados, con animaciones sencillas para darle vida. Por otro lado tenemos el tablero del Gwent propiamente dicho. Thronebreaker ha servido para estrenar una nueva estética mucho más vistosa, con un escenario con animaciones poligonales, acompañado de unas cartas rícamente ilustradas. Algo que CD Projekt RED hace muy bien en este título es que cada ilustración viene acreditada con el estudio o artista que la ha realizado.

La banda sonora original de Thronebreaker: The Witcher Tales está a la altura de lo esperado. Al igual que con The Witcher 3, tiene temas que recuerdan mucho al folclore y tradición eslavas. Se nota que tanto el apartado sonoro, como artístico y técnico están cuidados para ofrecer al jugador la mejor experiencia posible.

Thronebreaker: The Witcher Tales

Share Button
The following two tabs change content below.
Un blogger cinéfilo y seriéfilo, lector y jugón voraz, a veces rolero y siempre friki. Nunca me canso de hablar de cines, series, videojuegos o cómics. Siempre intentando estar al día de las últimas novedades.
Análisis PC: Thronebreaker: The Witcher Tales Chugo

Si os gustan las Crónicas de Geralt de Rivia, es vuestro juego. Si os gustan los videojuegos de The Witcher, es vuestro. Si os gusta el Gwent, sin lugar a dudas, es vuestro juego. Tiene ventajas para los que juegan al Gwent, la historia es apasionante, y las mecánicas de juego muy divertidas.

4.5

Muy recomendable


Voto del público: 0 (0 votos)

Etiquetas: , , ,

Quizás te interese...




Back to Top ↑